lunes, 31 de mayo de 2010

Coplas Moñigonas XXII

Rosario
Cuando Mayo se despierta
y galante, Abril, le canta,
rondan ecos antañones
y la Virgen se levanta.

Asomada a la placeta
cual si fuera enamorada,
del jardín, flor escogida,
del cielo, luz regalada.

Es de Alcázar de San Juan
la madre de sus entrañas,
y del camino el lucero
que al peregrino acompaña.

Madre que amparas a todos
sin condiciones ni trabas,
siempre esperando el regreso
como mi madre esperaba.

Virgencita del Rosario
ilumina tu mi alma,
que en la noche oscura y fría
temo no llegar al alba.

Está el campo de La Mancha
colmado de bendiciones,
reverdeciendo en un manto
que brota entre los terrones.

Y las flores son más flores
y los pájaros porfían
anunciando con sus trinos
que es Mayo el mes de María.

Con canciones, las rondallas,
se acercan hasta el altar
y son mayos de la tierra
lo que ofrecen al cantar:

“Virgen del Rosario
de Alcázar, estrella,
guía nuestras voces
que al cantar te rezan”

“Virgen del Rosario,
manantial de Alcázar,
llena de pureza,
que nuestra sed calmas”

“Virgen del Rosario,
tus cuentas divinas
son como escaleras
que al cielo encaminan”

Y es Alcázar el espejo
que refleja la hermosura
de una Virgen, que son dos,
a cual más bella y más pura.

Estrella del mes de Mayo
préstale la noche al día
que el Rosario de la Aurora
ya es Dios te Salve María.

© el tío de la perragorda - mayo de 2010
_____________________
COPLAS MOÑIGONAS XXII
Publicadas en El Semanal de La Mancha nº 27
del Viernes, 28 de Mayo de 2010

No hay comentarios: